Dentro de muy poco la DGT comenzará a distribuir las primeras etiquetas medioambientales para motos.

Quizás sea un tema poco comentado pero lo que es cierto es que la DGT (Dirección general de tráfico) ya ha anunciado las etiquetas medioambientales para motos.

En un principio, solamente se anunciaron etiquetas medioambientales para coches. Esto significa que la DGT quiere clasificar los vehículos en función de su potencial contaminante, atendiendo al nivel teórico de emisiones que le corresponde  a cada coche según el tipo de combustible y su homologación.

Esta idea se quiere implantar para que, a simple vista, sea fácil reconocer a aquellos coches que más contaminan, enfocado sobre todo a medidas que se puedan dar de circulación o aparcamientos.

Un ejemplo de esto es lo que está sucediendo en Madrid.

Se está restringiendo la circulación por el centro urbano de la ciudad. Podrían, gracias a esta medida, detectar aquellos coches más contaminantes y prohibirles el paso, para así, contaminar menos y mantener la ciudad más despejada de emisiones de gases.

Tras hacer el anuncio, los conductores de vehículos a dos ruedas pensaban que no les efectuarían estas medidas, pero estaban equivocados. Poco tiempo después ANESDOR (Asociación nacional de empresas del sector de dos ruedas) anunció que, tras una serie de negociaciones, también habría etiquetas medioambientales para motos.

Las etiquetas medioambientales para motos que ANESDOR ha anunciado son:

·         Cero: eléctricas.

·         ECO-L:  Motos Euro4, con emisiones de CO2 menores o iguales a 75g/km

·         C-L: Resto de motos Euro4 con un CO2 superior a 75g/km, es decir, las fabricadas a partir de 2016. También entrarían las Euro3, fabricadas de 2006 en adelante.

·         B-L:  Motocicletas Euro2, es decir, motos fabricadas a partir del año 2003.

etiquetas medioambientales para motos

Según esta clasificación, las motocicletas anteriores a 2003 se quedarían sin etiqueta. Actualmente no existe ninguna restricción concreta para estas motocicletas pero, lo más seguro es que acaben padeciendo limitaciones de circulación o incluso prohibiciones por núcleos urbanos debido a su nivel de contaminación.

Una vez que se distribuyan las etiquetas medioambientales para motos, cada una de ellas con su etiqueta correspondiente, serán los Ayuntamientos los que establezcan las ventajas o las restricciones asociadas a cada nivel de contaminación.

Y tu motocicleta, ¿Qué clasificación tiene?