Mila Jovovich se ha buscado una compañera ideal para luchar contra los muertos vivientes en Resident Evil 7, y no es más que la BMW S 1000 XR.

BMW S 1000 XR

Despues de 15 años tras el estreno de la primera entrega de esta mítica saga de películas, el próximo 3 de febrero se estrena en cines la última entrega de la saga Resident Evil, cuyo título es “Residen Evil: El Capítulo final”, nombre muy apropiado para poner punto y final a la franquicia (o eso se supone, que luego salen reboot, precuelas y secuelas…)
Para aquellos que no conozcan esta saga que sepáis que estas películas están basadas en una serie de videojuegos con el mismo nombre donde los muertos vivientes serán un elemento muy importante.

Al igual ocurre en las películas, donde Mila Jovovich interpreta a Alice Abernathy, que vuelve en esta sexta entrega para finalizar la saga a lomos de la BMW S 1000 XR.
Si habéis visto el tráiler de esta película seguro que más de uno ya se había fijado en que Mila Jovovich conducía esta maravilla.

Por si acaso aun no lo habéis visto aquí tenéis el tráiler:

 

La moto que ha escogido Alice para luchar contra los muertos vivientes es una moto trail asfáltica con prestaciones de moto deportiva, y ahora además ideal contra los zombis.
En cuanto a sus prestaciones más generales, incorpora el motor de 4 cilindros en línea de la S1000RR algo dulcificado, rindiendo 160CV ,a 11.000 rpm y ofrece un par máximo de 114 Nm a 9.250 rpm.
La S 1000 XR de la película viene con dos modos de conducción de serie, “Rain” y “Road“, lo que permite adaptarla a las condiciones de conducción, además el sistema ASC (Control de tracción) de serie garantiza un elevado nivel de seguridad basado en una tracción óptima. Nada mal, ¿verdad?
Si queréis saber mas sobre la moto BMW S 1000 XR tenéis toda la información en la página oficial de BMW Motorrad

Estamos sin duda ante una moto BMW de película a la que cualquier aficionado a las motos le encantaría poder echarle el guante y probarla por las carreteras. Por ahora nos podemos conformar viéndola en la pantalla grande con una preciosa Mila Jovovih como conductora.